Pasos de viajera

Las mejores anécdotas de 19 viajeras

las mejores anécdotas viajeras pasos de viajera

Viajamos para aprender, para crecer y para ver el mundo. Sin embargo, eso no es lo único que vivimos cuando nos alejamos de casa. ¿Te imaginas todo lo que puedes experimentar? Es impresionante las risas que te puedes pasar con un desconocido, la bondad que puedes descubrir en los demás, sorprenderte de la simpleza de lo más complejo. Simplemente, abre tu mente, sé tolerante y respeta, y el viaje te dará lo mejor a su vez.

Estoy conociendo a muchas mujeres que viajan solas, algunas con página web donde comparten sus aventuras, otras, las conocerás exclusivamente a través de esta colaboración y del anterior artículo que publiqué (“Viajar solas” ¡SÍ!”). Les he pedido que me contaran alguna anécdota graciosa o sorprendente y sus historias no tienen precio. Te recomiendo que las leas todas, porque te van a desmitificar miedos, contagiar un sentimiento de alegría, empoderamiento y superación y, sobretodo, lo que más te van a dar, son muchas ganas de viajar, para qué mentirnos, jaja.

Como en todo, los viajes ofrecen las mejores y algunas de las peores experiencias a las que nos hayamos enfrentado en nuestras vidas. También les he preguntado cuáles han sido sus mejores y peores experiencias en sus viajes y las vas a poder descubrir aquí. Sin embargo, como vas a entender a través de las palabras de cada una de estas viajeras, el balance siempre termina siendo positivo, todo lo que han vivido les ha ayudado a madurar, a aprender y a ser más astutas y valientes. Por eso, todas y cada una de ellas recomiendan viajar a todas las mujeres de manera solitaria, al menos, una vez en la vida. ¿No te parece que ya te toca a ti? ¿No tienes intriga de averiguar por ti misma por qué es tan recomendado viajar sola?

¡Empezamos!

 

 

 

¿Qué es lo mejor y lo peor que te ha pasado de viaje?

¿Cuáles son tus mejores anécdotas viajeras?

1 – Laia Moret ⇒ dreamtravelgirl.es

Pasos de viajera viajar sola
Laia Moret (España) - dreamtravelgirl.es

“Algo gracioso que me pasó fue que en Vietnam una familia me invitó a comer. No hablaban mucho inglés pero eran muy amables, y me dieron varias cosas para probar. Una de ellas no me quedaba nada claro lo que era, parecían trocitos alargados de pescado. Al preguntar hicieron un gesto de serpentina con la mano. ¿Serpiente? Hice que no con la cabeza, pero no aceptaron un no por respuesta. Querían que probara. Lo comí pensando que era serpiente. Unos días después supe que seguramente eran anguilas. Ah bueno. 

Lo mejor que me ha pasado viajando es la gente que he conocido, y encontrar un lugar que se convirtió en mi segundo hogar. El año pasado fui a Penang (Malasia) por una semana y al final me quedé tres meses. Viajé sola por otros países durante dos meses, y volví a Penang tres meses más.

Lo peor que me ha pasado es sentirme vulnerable y sola. En cuestión de pocas semanas en Bali me pasaron muchas cosas, desde caerme y tener que ir al hospital, a que me fallaran las 3 tarjetas con las que viajaba (y casi no poder pagar el médico), sufrir toqueteos en la calle o tener problemas con el visado de Vietnam. Pero bueno, de todo se aprende y te hace más fuerte.

2 – Angie ⇒ titinroundtheworld.com

Bueno, lo bueno de viajar tanto es que por suerte tengo muchas anécdotas y por suerte las buenas son más abundantes.

Una mala que suelo contar seguido y que en realidad terminó siendo solo un buen susto, me pasó cuando estaba cruzando Siberia en tren; estuve un mes y medio dando vueltas por todo Rusia y fue uno de los viajes más increíbles.

El día de la anécdota empezó conmigo quedándome dormida el día que tenía que tomarme uno de los trenes desde Omsk a Ufa. Por quedarme dormida, tuve que correr a la estación teniendo solo 15 minutos para imprimir el ticket y subirme al tren.

Como siempre pasa cuando no tenemos tiempo, la máquina de imprimir tickets no funcionaba. Intenté hablar con un policía, pero en Siberia casi nadie habla inglés y como el tren ya estaba saliendo me hizo señas que no importaba, que corriese y subiera igual. Los guardias del tren no me querían dejar pasar porque no tenía ticket (sí tenía la factura online pero no era suficiente). Después de un rato discutiendo por señas (policía de por medio) me dejaron subir igual.

Las dos guardias del tren me suben, me dejan en una de las camas y se paran en una esquina a mirarme sospechosamente. Yo no sabía si acomodarme del todo o no. El recorrido duraba 48 horas y tenía como 15 paradas.

Cuando llegamos a la primer parada suben al tren 4 policías típicos siberianos: rubios, altísimos, cara de muy pocos amigos y armas. Hablan con las dos guardias del tren, éstas me señalan y los 4 se dirigen hacia mí. En ese momento, que fueron unos pocos segundos, casi que diría que se me pasó toda mi vida por delante de los ojos del miedo que me dio. Primero porque eran policías siberianos muy intimidantes y segundo porque estaba sola, no me andaba el teléfono y nadie me entendía. Los policías se acercan, me piden el pasaporte, lo miran, se miran entre ellos y me hacen señas para que los siga. Así terminé saliendo del tren escoltada por los cuatro policías y todos los demás pasajeros asumados por las ventanillas observando la situación. Mientras nos dirigíamos hacia dentro de la estación ya empecé a analizar todas las posibles situaciones, pero todas terminaban conmigo presa en Siberia sin saber bien porqué y totalmente incomunicada.

Entramos a la estación, siempre en silencio y con mucha seriedad. Llegamos hasta una oficina, uno de los policías va con mi pasaporte hasta una ventanilla, al rato vuelve y me dice, muy sonriente y a los gritos: “ARGENTINA???”. No entendiendo por qué de repente sonreía le digo que sí. Él sigue sonriendo feliz, me dice “Maradona, Messi, Tango”, me da un papel y vuelve a hablar para decirme “Ticket! Now, you can travel”. Y me llevan otra vez al tren como si nada.

Todo ese lío fue solamente para imprimir mi ticket. Si me lo hubiesen informado, no hubieran sido los 20 minutos más terribles de toda mi vida.

Pasos de viajera viajar sola
Angie (Argentina) - titinroundtheworld.com

3 – Lydia Codesal ⇒ @dichaviajera

Pasos de viajera viajar sola
Lydia Codesal (España) - @dichaviajera

Jajaja, soy la reina de las anécdotas. Graciosa…humm, no se me ocurre ninguna. Sorprendente fue cuando hice Couchsurfing en el barrio musulmán de Jaipur, la capital del Rajastán indio, y el único hijo varón de la familia, un niño de unos 9 años les empezó a contar a sus hermanas y primas (unas 7 en total) que yo era una terrorista y llevaba una bomba en la mochila. No sé de dónde sacó semejante ocurrencia. Yo apenas había entrado en la casa (allí vivían unas 40 personas porque eran la familia dueña de la casa y otras 3 familias que trabajaban para ellos en la joyería del padre que era el que me acogía) y solamente les pregunté dónde iba a dormir aquella noche. Me acompañaron a una habitación con agujeros en la pared y una puerta de lata, pero al menos yo tenía el gran privilegio de dormir en un espacio sola (en el resto de habitaciones dormían 6 o 7 personas en el suelo) y encima de una tabla. Creo que el niño pensaba que llevaba una bomba porque mi mochila era de color roja. Digo yo… ni idea, la verdad. 

Lo mejor fue enamorarme de una persona local. Sentir una conexión álmica que no había sentido antes y nunca he vuelto a sentir; creo que también fue darme cuenta al 100% que aunque suene típico y tópico lo más importante es como te hace sentir otra persona cuando estás a su lado, cómo te trata, cuál es su actitud respecto a ti (vamos que vale mil millones de veces más el interior que la apariencia física; sus acciones y comportamiento contigo, con los demás seres humanos y seres vivos & su actitud respecto a la vida). Fue en Bolivia… como digo, ese viaje fue una sacudida muy fuerte en todos los sentidos.

Lo peor: el intento de violación que sufrí en Perú y los 2 episodios de “tocamientos” indeseados + el trato vejatorio (empujones, insultos, ser manoseada, escupida, tirarme un palo, etc) que sufrí en numerosas ocasiones durante mis 2 meses como mochilera por la India.

4 – Aracely Romero

“Lo más bonito que me paso durante mi viaje, fue durante una camina por Dublín, mientras fotografiaba una estatua se me acerco un chico ingles diciéndome que era muy bonita, al principio me dio miedo, pensé que se trataba de alguna estrategia para robarme algo o secuestrarme como en las películas. Le dije que no hablaba inglés, y la verdad es que no sabía que tan bien lo hablaba hasta que hice este viaje y no tuve más opción para comunicarme. Él insistía  en hablarme lento y con señas a manera de poder entenderle, finalmente accedí a tomarme un café con él, porque después de todo, estaba en una zona muy concurrida a plena luz del día, y siempre podía gritar.

Después de esa primer cita, lo volví a ver una semana después en Londres, él vivía allá y yo tenía planeada una parada antes de regresar a México, paso por mí al hostal y me invito a tomar una cerveza, caminamos un rato hasta que me dejo en la puerta del hostal, nos escribimos por algún tiempo después y aunque dudo verlo una vez más creo que siempre recordare esto.

En contraste, lo peor que me paso, fue que en ese vuelo a Londres la aerolínea perdió mi equipaje y tardo casi 3 días en devolvérmelo, lo que me hizo suspender un tour que había planeado, ya que no quise irme de Londres hasta tener el equipaje conmigo de vuelta.

Pasos de viajera viajar sola
Aracely Romero (Mexico)

5 – Ericka Servin ⇒ tuconsultoranutricional.com

Pasos de viajera viajar sola
Ericka Servin (Mexico) - tuconsultoranutricional.com

Mi más reciente anécdota sucedió hoy, el frío era demasiado intenso y había contratado un lugar para dejar mis maletas, ya eran las 7pm y faltaban 4 horas para la salida de mi autobús París-Praga, fui por más ropa para no morir congelada y resultó que el lugar es un ¡spirit scape! Juegos de estrategia para resolver casos y escapar. Está increíble, y sus dueños son maravillosos, estuvimos platicando hasta que llegó mi hora y me mostró mucho de música francesa y me permitió conocer todos los secretos de su laberinto, una gran tarde. Viajar sola es viajar muy acompañada, solo que aún no sabes por quién será.

6 – Katherine Macias

Una anécdota podría ser que los tours que contraté me salieron bastante más baratos (económicos) que al resto de los turistas y eso fue porque el dueño de la agencia de viajes quería hacerse el galán e invitarme a salir. La cosa es que yo no me había percatado de eso y tampoco estaba interesada pero de todos modos fue gracioso para mí y algo incómodo.

Creo que lo peor que me pasó durante el viaje fue realizar trayectos largos en buses incómodos.

Pasos de viajera viajar sola
Katherine Macias (Chile) - Fb: Kata Macias Henriquez

7 – Rosario Gazo ⇒ Turismo en Patagones

Pasos de viajera viajar sola
Rosario Gazo (Argentina) - Turismo en Patagones

Si bien al momento he realizado sólo dos viajes sola, ¡siempre algo pasa!

Lo peor que recuerde… creo siempre tienen que ver con distracciones propias de lo relajada o entusiasmada que pueda estar al recorrer un lugar:

Llegué a Bariloche a eso de las 16hs, fui directo al hotel a cambiarme y a arrancar dispuesta a no desaprovechar ni un minuto de mi primer día allí. El entusiasmo y la concentración jugaban a la par. Me dirigí a una parada de colectivos y tomé el que me llevaba al pie del Cerro Campanario. Me perdí en mi primer día de mi primer viaje sola en un sendero completamente señalizado! Avergonzada admito que era imposible perderse… Caminaba por un sendero angosto hacia el cerro Campanario, con vegetación tupida a ambos lados. De repente me encuentro con dos carteles: uno exactamente a mi lado con una flecha que indicaba la dirección “hacia adelante”, el otro a unos 10 metros que decía “no avanzar”. Claro, no avanzar hacia adelante… Había que seguir y girar, simple!! Fueron cuestión de unos pocos metros entre cartel y cartel, en donde implementé mi pensamiento lateral y se me dio por “intuir” que “alguien había girado el cartel que estaba a mi lado”. Estaba segura que había visto dos mujeres tomar el rumbo que yo emprendí segundos después. No tengo idea de cuánto caminé por ese sendero alternativo. Pasé incluso por debajo de las aerosillas, me saqué una foto “burlona” haciéndome la superada y con cara de no comprender por qué la gente que podía no tomaba el sendero rodeada de vegetación y decidía ir directo a la vista panorámica sin vivenciar la magia que ofrecía el camino. Miré las aerosillas, crucé el camino y simplemente seguí. El sendero comenzaba a bajar, hacía rato que no me cruzaba con nadie, y ya era demasiado evidente que era yo la equivocada. A ritmo apurado e imaginándome perdida en medio del bosque al anochecer, giré sobre mi eje y volví al lugar en que me había tomado la foto. Creo que aprendí la lección subiendo por la ladera empinadísima de las aerosillas (en algún momento iba a llegar a su base).

Lo mejor es la gente con la que te cruzás en tu camino y con el que terminás generando algún plan o compartiendo simplemente un momento agradable! No recuerdo alguna situación graciosa al respecto. Pero puedo mencionar una situación intermedia entre lo bueno y lo malo: una persecución en taxi, a no quiero saber cuántos kilómetros por hora, por una ruta que conecta El Calafate con el reconocido PN Los Glaciares. El fugitivo era un colectivo de una agencia de turismo que había contratado para que me lleve al parque y luego hacer un minitrekking por el Perito Moreno. La agencia no respondía a mi llamado a la solidaridad de parar el colectivo en la ruta por.. quizás 4 minutos. Y les doy la razón… si por cada distraído de la vida van a esperar de a minutos… Estuve enojadísima conmigo misma al principio, y relajada ya habiendo pasado quizás 30 kilómetros de persecución. Lo acepté, no los íbamos a alcanzar y nos estábamos quedando sin nafta a 50 kilómetros de El Calafate… Jamás los alcanzamos en el trayecto, llegué a la entrada del parque en taxi y ahí si… me subí al colectivo que en El Calafate me había estado esperando unos minutos a media cuadra de distancia! Lo que sale caro te hace aprender, y admito que el taxi no fue nada barato! Pero como dije, cada nueva experiencia que surge le otorga un plus!

 

8 – Silvia Feo 

Como anécdota graciosa… Estaba en Sukhothai (muy recomendable) y me dirija a Chiang Mai en un autobús que tomé a las 23:00 para viajar por la noche y ahorrarme el alojamiento. En la espera, no había ni un alma en la estación, solo estábamos: una pareja local, dos mochileros y otra pareja mochilera también…. Y un loco que andaba por allí tocando una flauta y cantando una especie de nana, ahora me río,  pero verme en aquel momento…  sola, de noche, sonidos nocturnos varios,  las ranas croando, pájaros con su canto nocturno, el loco de la flauta…  en una estación de buses alejada del pueblo y pensando… Tremenda locura estoy haciendo, y si me roban, y si me quedo tirada a medio trayecto en plena noche donde no conozco nada ni nadie, y si…. 

Finalmente, me subo al bus, voy a los asientos del final y me dispongo a dormir cuando los otros cuatro mochileros comienzan a hablar… en español!!! Cinco españoles en el bus, hablando durante horas y compartiendo experiencias, quien podía imaginar que en aquel lugar tan remoto iba a coincidir con ellos… Me reí de mis miedos y disfruté mucho del trayecto. 

Lo mejor ha sido las personas que he conocido en el camino, las experiencias compartidas con ellos, lo que aprendes, lo que ofreces, es muy fácil hacer amigos. Hice cosas increíbles que nunca pensé en hacerlas, no tenía límites y superé con creces mis expectativas en este viaje. 

Lo peor, seguro que hubo algo malo, pero no fue lo suficientemente malo como para recordarlo. Eso sí, perdí muchas horas de espera en aeropuertos, estaciones de trenes o de buses que también fueron enriquecedoras por que los locales, niños y sobre todo mujeres,  tenían curiosidad por saber que hacía una occidental sola.

pasos de viajera viajar sola
Silvia Feo (España)

9 – Yesenia Avendaño

viajar sola pasos de viajera
Yesenia Avendaño (Chile)

Nunca me ha pasado nada malo hasta el momento, lo que sí una vez crucé una frontera sola a pie (Uruguay-Brasil) porque me descoordiné  en la hora (un país tenía una hora más que el otro) y por esa hora perdí el bus que me llevaría a Brasil. No me pasó nada y tenía un poco de miedo pero es normal.

10 – Alejandra Castro ⇒ viajarcuesteloquecueste.com

“Anécdotas tengo muchas, pero voy a contar la del metro de Múnich, Alemania, donde demostré mi carácter y origen latino. Estaba viajando y había una alarma de incendio y por altavoces informaban que se debía desalojar el vagón, los alemanes bajaban con total tranquilidad pasmosa y yo desesperada y casi a los gritos pedía que caminasen mas rápido, quedé como una loca, jajaja.

viajar sola pasos de viajera
Alejandra Castro (Argentina) - viajarcuesteloquecueste.com
¡VIAJA SOLA Y NO TE ABURRAS!
Te regalo las 10 mejores maneras de no aburrirte en el aeropuerto ni en la estación cuando viajas sola. ¿Qué puedes hacer cuando tienes que esperar para subir en el avión? ¿Qué haces si encima sale con retraso? ¿Y si tienes que estar x horas en el aeropuerto sin poder salir durante una escala? ¿Aburrida de ver las tiendas? Y lo mismo se aplicaría si tienes que viajar en autobús, coche, barco, tren o submarino, lo mismo es. ¿Te aburres cuando viajas sola y tienes que esperar en un sitio por horas? ¡NUNCA MÁS! Aquí te doy 10 actividades para que tu tiempo pase más ligero y tengas la sensación de que apenas tuviste que esperar. ¡No lo dudes y descárgatelo ya!

Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario serán tratados por Raquel Paul como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales es para la gestión de alta a esta suscripción y poder así remitir mensajes periódicos con información y oferta de productos o servicios propios o de terceros. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Los boletines electrónicos, las campañas o newsletter están gestionados por Mailchimp. En cualquier momento podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de datos en contacto@pasosdeviajera.com. Para más información consulta por favor la política de privacidad.

11 – Patricia Macia ⇒ espanolesmigrantes.org

viajar sola pasos de viajera
Patricia Macia (España) - espanolesmigrantes.org

En Menorca, en el autobús que nos llevaba del aeropuerto a una ciudad, fui sentada con alguien y en seguida entablamos conversación. Terminamos comiendo juntos, conectando bien y me invitó a pasar el resto de la semana recorriendo la costa de Menorca en un velero que tenía en propiedad con unos amigos. Tras 2 días conociéndoles mejor para asegurarme de que no había peligro, me embarqué con ellos y disfruté de una semana fantástica.

En cuanto a las negativas, tengo costumbre de sentarme detrás del conductor en el taxi. Me aseguro de que mi puerta se puede abrir y voy siempre muy pendiente de que vaya por calles principales. En una ocasión el taxista me dio suficientes motivos para desconfiar. Como íbamos en marcha y no podía bajarme, después de pedirle varias veces que me dejara en la puerta de algún hotel sin resultado, desde atrás y ocultándolo, le presioné con la punta de un boli en el cuello, algo que es fácil confundir con otra arma, hasta que me dejo en una zona de confianza. Es algo que mi padre me había contado que él había hecho, así que no es un peligro exclusivo para mujeres.

12 – Ámbar Batista ⇒ unaviajeraempedernida.com

“Lo mejor es conocer nuevas personas. Es maravilloso conectarse con otras personas de otras culturas. 

No lo llamaría lo peor, pero siempre me pierdo, hahaha. Hasta el momento no me ha sucedido nada malo. Pero perderse en una ciudad creo que es lo mejor que puede pasar.. conoces cosas que no tenías en mente. 

En unos de mis viajes por Italia (Nápoles) me alojé por Airbnb en una habitación privada en casa de una familia. Fue muy divertido porque los napolitanos son muy amables y hospitalarios, son muy parecidos a nosotros los latinos. Pues la ayuda de ellos me sorprendió ya que de los napolitanos hablan muy mal por la mala fama del narcotráfico y la delincuencia. 

viajar sola pasos de viajera
Ámbar Batista (República Dominicana) - unaviajeraempedernida.com

13 – Sandra Llinares ⇒ EscuelaEmprenderConExito.com

viajar sola pasos de viajera
Sandra Llinares (España) - EscuelaEmprenderConExito.com

“Una mala experiencia que tuve se convirtió luego en algo muy bonito. Tenía 13 años, era el segundo verano que iba a Estados Unidos con una familia. Tuvimos una discusión muy fuerte con la hija y los padres. Esa misma noche decidí irme de la casa sin poder avisar a mis padres en España. Entonces no existían los móviles ni internet.

Pero no me fui a la calle. Como mi familia americana pasaba de mí, yo me iba a ver sitios sola, y esa misma semana había conocido a una mujer y a sus hijos pequeños. La llamé a las tantas de la noche y me vino a recoger. Pasé la semana que me quedaba con ellos y me trataron como una más de la familia. Una mujer con un gran corazón. Siempre le estaré agradecida. Yo la llamo mi madre americana.

Otras veces he tenido malas experiencias, pero eso no me quita las ganas de aventura. He aprendido a ser precavida y a confiar en mí y en la vida. Siempre me he salido de todas, por mí misma o con la ayuda de personas que desinteresadamente me han ayudado. Sé que suceda lo que suceda, todo irá bien.

14 – Jennifer Prieto ⇒ @nennyporelmundo

De momento he tenido suerte y malas experiencias no he tenido excluyendo típicos percances de pérdida de maletas o atraso de vuelos y en consecuencia pérdida de alguna conexión posterior. Y anécdotas graciosas muchas, pero una que recuerdo con mucho cariño es que de vuelta de un viaje de Nueva York, hice escala en Lisboa, de allí salia con destino Barcelona, pero ese vuelo no llegaba nunca y tras muchas horas de espera en el aeropuerto (si no recuerdo mal fueron unas 8 horas en el aeropuerto) nos dijeron que había solo un vuelo disponible pero claro, había una acumulación de pasajeros de los vuelos de todo el día, así que nos dieron la opción de los que no nos importaba volar al día siguiente nos pagaban una noche de hotel en la capital portuguesa, y yo fui una de ellas, me hospedé en un hotel casi en el centro y cual fue mi gran sorpresa que me encontré a una amiga de mi infancia que hacia prácticamente un año que no veía. Pasamos la noche entera de tertulia tomando algo, poniéndonos al día!! Me hizo tanta ilusión… A veces lo que parece que empieza mal…. puede tener un gran final.

pasos de viajera viajar sola
Jennifer Prieto (Andorra) - @nennyporelmundo

15 – Francisca Pastén 

pasos de viajera viajar sola
Francisca Pastén (Chile)

Lo mejor que me ha pasado, en varios viajes de hecho, es encontrarme con personas dispuestas a ayudarme a resolver problemas sólo por generosidad. Personas que me han alojado sin conocerme, personas que han caminado conmigo, desviándose de sus planes y trayectos, por lugares no muy seguros para que no me pase nada. 

Una vez perdí un vuelo en Lima y tuve que pasar la noche para tomar el del día siguiente, y conocí a una chica que estaba en la misma situación. Ella conocía a alguien en Lima, una chica peruana que conoció en alguna Working Holiday. Ninguna de las dos me conocía pero me integraron al plan para que durmiéramos mejor, en una casa y no en el aeropuerto. Al llegar a la casa de la chica peruana, era muy humilde… una casa a medio construir, algunas partes sin techo… nos recibieron con una sonrisa y un pedazo de torta. Su amabilidad y generosidad me conmovió, ninguna de esas personas me conocía de antes. Fue muy lindo.

Lo peor que me ha pasado, a mi llegada la primera vez que fui a Tailandia (mi primer viaje sola a un país más “exótico”), en el ascensor del hotel (me habían regalado la primera 

noche en un hotel muy bueno), me picó un mosquito… a la media hora tenía la pierna hinchada al doble de su porte… era mi primera noche, me quería morir porque esto arruinaría todo mi viaje que recién estaba partiendo. Decidí que iría a una clínica si tenía fiebre, pero si no tenía fiebre, solo iría a una farmacia al día siguiente y seguiría mi viaje… la verdad hacía tanto calor que no se si tuve fiebre, asumí que no… Al día siguiente fui a una farmacia y le mostré mi pierna a la chica que atendía (que no hablaba nada de inglés), ella me pasó unas cremas y eso fue todo. Mi viaje siguió y de hecho me enamoré del Sudeste Asiático, ya he ido 3 veces y pienso ir más…  Aprovecho para decir que sus cremas y medicinas son las mejores para todo!!!

Ese mismo viaje también fue la única vez que me he intoxicado… yo amo comer en la calle y probar comidas locales, pero me intoxiqué comiendo pizza en un local muuuy americano. Nunca más… me quedo con los carritos de la calle.

16 – Paula Oyarzo ⇒ chicanomade.com

Me pasaron mil cosas maravillosas, desde que desconocidos me inviten a un casamiento en Colombia, hasta vivir con una comunidad indígena en el amazonas, vivir semanas trabajando de voluntaria en Guatemala, vivir en un barco abandonado, perderme en la selva en medio de una terrible tormenta tropical donde llovían cocos, vivir las favelas cariocas en Río de Janeiro y que sus habitantes terminen llorando cuando me iba y darme cuenta que no existen zonas o gente peligrosa, ser famosa por un día en un pueblo en Colombia que nunca había sido visitado por extranjeros y sus habitantes se sacaban fotos conmigo y me organizaron una fiesta de despedida! o trabajar en un bar en Playa del Carmen donde me pagaban por comer y beber durante tres horas, o casí incendiar un hotel en Corea del Sur porque uno de los botones del inodoro comenzó a tirar un montón de humo. Perderme en Tokio hasta llorar y que unos rumanos me socorran invitándome a una fiesta en donde solo hablaban rumano. Nadar con tiburones, andar en elefante, ver a los bambis desde la ventana de mi casa en el bosque canadiense y hacer snowboard todos los días, comer gusanos vivos en el amazonas, comer escorpiones en Tailandia, comer chapulines en México, comer sushi en Tokio, comer charquican en Bolivia todas mis experiencias las vivo como extremas bendiciones y momentos únicos que la vida maravillosa me regala, no puedo elegir uno. 

Lo peor que me pasó, fue que un couchsurfing me dejó encerrada en su casa con candados y cadenas y me tuve que escapar corriendo cuando el llegó y yo lo empujé para salir de la casa que la noche anterior que yo había llegado muy cansada no me había dado cuenta que la casa estaba vacía, sin muebles y que solo tenía una habitación amueblada que era la suya. Luego de esta experiencia no volví a usar couchsurfing.

pasos de viajera viajar sola
Paula Oyarzo (Argentina) - chicanomade.com

17 – Carolina Tesauro ⇒ conozcamoselmundo.com

viajar sola pasos de viajera
Carolina Tesauro (Argentina) - conozcamoselmundo.com

Creo que lo mejor y lo peor que me pudo haber pasado fue quedarme sin plata y sin casa cuando viví en Rio de Janeiro (Brasil). Eso hizo que yo deba adoptar una nueva actitud frente al problema que se me había presentado y ahí mismo descubrí lo que realmente era capaz de hacer. Por lo general, esto no nos sucede en nuestro lugar natal porque siempre habrá familiares y amigos para ayudarnos pero en este caso, yo no tenía a nadie. Por suerte, logré conseguir un trabajo y casa esa misma semana por mis propios medios. Fue una situación difícil porque no sabía que iba a suceder, pero fue lo mejor que me pudo haber pasado en ese viaje. Eso hizo que confiara más en mí y en mis capacidades para resolver problemas. Hoy siento que puedo sortear cualquier situación que se me presente.

18 – Ayelen Arrambide 

Una anécdota agridulce fue cuando iba en micro de Bogotá a Santa Marta en Colombia, 22 horas de viaje. Salí de noche y a la mañana siguiente paramos a desayunar. Todo muy normal, los colombianos tomaban sopa y yo café.

Cuando noté que estábamos por irnos, fui al baño. Pero antes, le pregunté al chofer si ya nos íbamos y me dijo que si, que en 10 minutos nos íbamos. Cuando salí del baño (1 minuto después) el micro ya no estaba. Llovía como si fuera la última vez que iba a llover. Me quedé mirando la ruta.

El chico de la cafetería me vió y me dijo: te dejaron? Si, le contesté. Llamó al chofer del micro. Colgó y apareció con las llaves de su moto en la mano y me dijo que el micro estaba a un 1km pero que no iba a volver, que él me llevaba hasta allá. Me dio su casco y me subí a la moto. Anduvimos muy rápido, bajo la lluvia que no me permitía ni abrir los ojos. Pasamos el peaje por el costado y cuando levanté la vista, estaba el micro parado, esperándome. Al acercarnos se abrió la puerta, le agradecí a mi héroe anónimo y subí hecha sopa frente a la mirada sorprendida de todos.

Cosas que pasan cuando viajas…

Y lo peor de todo el viaje fue empezar. Fue llegar al aeropuerto, saludar a mi papá y quedarme sola frente a un abismo. También la primer noche del viaje fue dura. Pensaba que había hecho!? Lloré mucho, dudé, tuve miedo. Pero en el fondo sabía que todo se iba a acomodar.

viajar sola pasos de viajera
Ayelen Arrambide (Argentina)

19 – Raquel PP ⇒ pasosdeviajera.com

pasos de viajera viajar sola
Raquel PP - autora de este artículo en www.pasosdeviajera.com

¿Mi mejor y mi peor anécdotas? Ufff… Tras cinco años viajando tengo muchas para contar y es difícil elegir al azar. Poco a poco os iré contando mis batallitas y ahora… Me quedo como anécdota graciosa, la vez que tuve ir a comprar un champú para el pelo en China. Vamos a ver, que no pedía nada del otro mundo; simplemente, un champú para la cabeza. Hablo mandarín básico pero las dependientas huyeron de la laowai (“extranjera”) porque no querían pasar vergüenza intentando hablar inglés, así que busqué los caracteres para “champú” en casa antes de salir y me fui al supermercado. Una vez allí, descubrí que había un pasillo inmenso (los que hayan estado en China, entenderán que allí los tamaños de todo siempre son de esas medidas). No contaba con ello y empecé a ponerme nerviosa. La gente no paraba de mirarme porque me quedé petrificada en frente de tanto bote y colorín. El caso es que los caracteres que yo me había escrito no los veía en ningún bote y éstos, a su vez, estaban mezclados. Había champús, suavizantes, geles y demás, todo junto, sin orden ni concierto. Intentaba adivinar lo que eran por los dibujos, pero en todas aparecían mujeres sonriendo… Los meses siguientes quiero pensar que me lavé con un tipo de jabón que, al menos olía muy bien y el pelo no quedaba mal… Jajaja.

Como peor anécdota siempre recordaré la vez queme estafaron en Edimburgo. Acababa de mudarme a mi nueva casa. Me había costado mucho hacer la mudanza porque iba desde Glasgow, otra ciudad. Tuve que hacer en un día como 6 viajes de una ciudad a otra (están a una hora y media aproximadamente). Estaba súper cansada y me metí en cama muy temprano para ver alguna serie tranquila. De repente, alguien llamó a la puerta de la casa. Abrió una compañera de piso y el hombre que llamó dijo que venía buscando a “Chris”. Chris era nuestro casero y mi compañera le dijo que él no vivía en la casa, sino que era nuestro casero y como no conocíamos a este hombre le dijimos que se fuera y le llamara a el directamente. El hombre se fue echo una furia , a la media hora, volvió con 5 hombres más, abrieron la puerta con llave y entraron en todas las habitaciones para sacarnos de la cama y llevarnos al salón. Éramos 5 inquilinos. En el salón, entre los nervios, las voces y el inglés chapucero que hablaban, nos terminamos enterando sobre las 3 de la mañana (4 horas después de que entraran en casa) de que éste hombre era el verdadero dueño de la casa y de que el tal Chris era su verdadero inquilino y llevaba ya 5 meses sin pagar el alquiler. Chris nos lo había alquilado a nosotros sin su consentimiento y no estaba pagando al verdadero casero. Cuando vió que seguía habiendo luz en la casa y había gente viviendo, decidió ir a preguntar qué pasaba. Llamamos a la policía y el casero, finalmente nos permitió pasar el resto de la noche en la casa (porque nos quería echar de inmediato). Nos teníamos que ir al día siguiente a mediodía. Fue un verdadero caos y encima, al día siguiente, llovía como si no hubiera un mañana. Maleta para acá y maleta para allá, terminó rompiéndose una rueda. Yo arrastraba la maleta y se iba empapando el cartón exterior y la ropa de dentro, cada vez pesaba más y un camión pisó un charco y me caló entera… Un verdadero show… Aprendí muchísimo de esta experiencia, sin embargo y espero no caer nunca en algo así de nuevo, por eso os lo quiero compartir, para que no os pase tampoco. El primer y principal error fue el no tener contrato. Chris me dijo que me lo mandaría por email, pero ese email nunca me llegó. He vuelto a la policía en alguna ocasión, más tarde, para preguntar por el caso, pero nos comentaron que lo único que sabían es que Chris se había ido a Londres y que, por unas cosas y otras, el caso quedaba archivado. Todos perdimos el dinero de nuestro mes de alquiler y nuestra fianza (o depósito).

Tras este suceso, tuve durante un tiempo miedo a volver a alquilar una habitación, lo primero que pedía era el contrato en mano y por adelantado. No he vuelto a tener ningún problema, son cosas que te hacen aprender y me quedé viviendo en Escocia todavía más de  año, mudándome de casa otras 2 veces más (por otros motivos) y con ayuda de nuevos amigos, afortunadamente.

Si quieres contactar con alguna de ellas, coméntamelo en los comentarios o en un mensaje a través del apartado Contacto o mandando un email a contacto@pasosdeviajera.com. Seguro que estarán encantadas de poder ayudarte y responder tus dudas. 

En cada fotografía he añadido al pie el nombre de cada una de las colaboradoras de este artículo, su nacionalidad entre paréntesis y su página web (en cuyo caso, si haces click en la imagen se abrirá su página) o red social (Facebook o Instagram).

No pierdas la oportunidad de compartir este artículo si te ha ayudado y motivado a tomar la iniciativa finalmente y probarlo tú. ¿Crees que a alguna amiga le vendría bien conocer a estas mujeres viajeras para dejar de tener miedo y viajar sola? ¡Pásaselo!

Nos vemos en el próximo artículo. ¡No te lo pierdas! 

¿Qué te ha parecido éste? ¿Qué te parecen estas mujeres?

¿Te han gustado sus anécdotas viajeras?

¿Te han motivado a viajar? Ya ves que siempre lo positivo gana a lo negativo. ¿Las quieres preguntar algo? ¡Déjanos un comentario! ^_^ 

¡Saca el mayor partido a tus viajes!

Da tu primer paso de viajera. Organízate, haz la maleta y sal de tu zona de confort.

¿Y lo primero que piensas es que puedes aburrirte cuando viajas sola?

¡Eso es porque no realizas las actividades que te voy a proponer!

¡Se te va a quedar corta la espera!

¿Quieres saber cuáles son las 10 maneras más efectivas para que se te pase el tiempo volando?

Te regalo un ebook con todas las actividades necesarias, fáciles de hacer y transportar contigo siempre, para que puedas usarlas en cualquier momento y lugar. Las esperas también forma parte del viaje, ¡aprovéchalas!

 

¡Compártelo a través de la redes sociales!

15
Deja tu respuesta

avatar
13 Comment threads
2 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
14 Comment authors
ResiEl Mundo del Nail ArtRaquel PPAhyde JornaMyriam (la familia Menta) Recent comment authors

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Suscribirme  
los más nuevos los más antiguos los más votados
Notificarme de
Aracely Rocer
Invitada
Aracely Rocer

Que lindo leer la experiencia de todas y tomar precaución por sus experiencias malas, ha sido todo un placer

ALEJANDRA castro nuñez
Invitada

Que buenas anécdotas incluso algunas nos sirven para no cometer errores como la del timo del alquiler
Gracias por pensar en mí en este post colaborativo un abrazo viajero a todas

Ambar
Invitada

Increible!! Cuanto he reído con algunas!! me fascino!!!!

Rita Gallech
Invitada

Hola guapa!
La verdad te admiro! cuanta trayectoria ya quisiera tener tu coraje para viajar asi como lo hiciste tu y salir al mundo!
Me dio risa en esa de Chile que te salió el tour mas barato porque se querian hacer los galantes. jajajaj a me ha pasado .
bisous

Los secretos de Arlet
Invitada

Hola!!
Uauu que de experiencias,esta bien tomar nota de todas,vale la pena tener en cuenta algunas cosas.
Un saludo

Sharon Marlety
Invitada

Hola nena, la verdad que es maravilloso recopilar tantas anécdotas, a mi en lo personal me han encantado todas y cada una de ellas, yo no he tenido la oportunidad de viajar tanto como quisiera, ya sea por tiempo o por dinero, pero si algo he aprendido de tu blog y de estas mujeres es que viajar, enriquece, se disfruta y deja una huella en el mundo.

Paula Alittlepieceofme
Invitada
Paula Alittlepieceofme

Qué de experiencias. Mejor quedarse con las que parecían malas y terminaron en final feliz o incluso gracioso como la chica de la mochila roja o la que encontró una mujer acogedora en USA después de que la familia pasara de ella, saludos!

Mi pequeño rincón
Invitada
Mi pequeño rincón

Que pasada la experiencia de estas 19 viajeras, increíble la pobre chica Argentina en Sibèria menudo susto! O por no hablar de Raquel y el sinvergüenza de Chris con el apartamento de Edimburg. Yo no soy tan aventurera

Raquel Gonzalez Gomez
Invitada

Hola! Madre mía, has conseguido un montón de testimonios y experiencias! Algunas te hacen reir (ahora), pero otras si yo las hubiera vivido lo hubiera pasado fatal y la verdad es que no hubiera sabido como reaccionar! Felicidades a todas las viajeras!

Myriam (la familia Menta)
Invitada

¡Qué vivencias tan emocionantes! Nunca he viajado sola, pero sí he viajado bastante con mi pareja y me encanta 😍

Ahyde Jorna
Invitada
Ahyde Jorna

Hola!! Me gusto mucho conocer las anécdotas de estas chicas, hay algunas increíbles!! Yo no podría viajar sola, el miedo no me dejaría disfrutar del viaje jaja. Besos

El Mundo del Nail Art
Invitada
El Mundo del Nail Art

Alaaa, pero que montonazo de anécdotas!! Yo suelo viajar poquito pero por falta de tiempo y MoneyGram, pero es una asignatura que tengo pendiente. Ahora mismo estoy ahorrando. Bsss

Resi
Invitada

Hola guapa, que entrada mas buena, me encanta conocer anécdotas de la gente que viaja, siempre les sacas utilidad en otros viajes, ya sea al mismo sitio o diferente! he leido todas las experiencias de principio a fin y he disfrutado con muchas, pero que horror los episodios de tocamientos que muchas refieren, que asco de verdad!

Scroll Up